Nuestro objetivo, en definitiva, es proporcionar una mayor libertad a la empresa. Contribuir a su fortaleza

LA LIQUIDACIÓN DE SOCIEDADES EN PROCEDIMIENTO CONCURSAL Y SUS ASPECTOS FISCALES: ERA POST-COVID-19

José Mª Rodríguez Rubio

Abogado y Economista en ADVAN Abogados – Economistas – Auditores y en SÁNCHEZ MEDINA & ASOCIADOS

El objetivo de este artículo es, de manera muy simplificada, hacer un seguimiento del procedimiento a seguir para aquellas empresas que, como consecuencia de la grave crisis económica que atravesamos, tengan serios problemas para la continuidad de su actividad y por último terminar con la liquidación y sus efectos tributarios.

Viendo la actualidad, con los datos socio-económicos existentes, siendo objetivos tan solo podemos preguntarnos cuándo llegará el aluvión de peticiones de concursos de acreedores de multitud de mercantiles que no han podido soportar el derrumbe de la economía de nuestra nación y por lo tanto viéndose afectado gran parte de nuestro tejido empresarial, de las cuales muchas de ellas terminarán liquidándose.

El gran impacto negativo que ha tenido, y que tendrá, esta crisis sanitaria, económica y social, ahondada por la multitud de medidas descafeinadas e insuficientes que nuestro Gobierno ha decretado, nos hace que seamos muy pesimistas. Sin embargo, de todas las medidas que ha ido aprobando el Gobierno, en materia concursal no se han tomado demasiadas, cabiendo resaltar la establecida en el art 43 del RD 8/2020 que establecía una moratoria a la hora de presentar el concurso durante el tiempo de duró el estado alarma.

Por todo lo anterior, en nuestro equipo de abogados especialistas en restructuración e insolvencia nos preparamos para atender el gran número de declaraciones de concursos de acreedores que se nos avecina.

Cabe indicar que muchas de las liquidaciones de las mercantiles se dan en la fase de liquidación del procedimiento concursal. No obstante, antes del procedimiento concursal tenemos otras herramientas que podemos y debemos usar, los llamados mecanismos pre-concursales. Lamentablemente, estas medidas pueden no ser suficientes, es necesario prever que a pesar de todas estas medidas, algunas empresas inevitablemente enfrentarán serios problemas de liquidez, y cuando llegue ese momento tenemos que ser capaces de utilizar sin miedo todos los mecanismos previstos en la Ley Concursal para intentar acabar con las tensiones de liquidez, antes de acabar en Liquidación. Podemos nombrar los siguientes:

  • Acuerdos de refinanciación
  • Acuerdo extrajudicial de pagos
  • Solicitud de concurso con propuesta anticipada de convenio

Una vez hemos introducido el contenido y señalado los mecanismos pre-concursales, entramos de lleno en el objeto de este informe que no es otro que la liquidación de las sociedades y los efectos tributarios a tener en cuenta.

Antes de nada cabe señalar que la Liquidación de las empresas puede instarse por el propio administrador de la sociedad cuando se de alguna causa de liquidación establecida en la Ley, o puede instarse por el Administrador Concursal en el procedimiento concursal, objeto de este artículo, como se puede ver de manera muy simplificada en el siguiente “SmartArt”:

Con la apertura del período de liquidación cesarán en su cargo los Administradores, extinguiéndose el poder de representación, siendo reemplazados por los liquidadores que asumirán las funciones de los administradores, debiendo velar por la integridad del patrimonio social en tanto no sea liquidado. Los liquidadores tendrán que proceder de la siguiente manera:

Es en este momento cuando tenemos que tener en cuenta que cada acción realizada en la fase de liquidación tendremos unas obligaciones fiscales que cumplir, nuestro régimen fiscal nos obliga a tributar por todos los incrementos de valor que afloren como consecuencia de cada operación.

En concreto, en este proceso intervienen impuestos directos e indirectos. En el caso de los impuestos directos se deberán tener en cuenta:

  • Impuesto sobre Sociedades (IS): El Liquidador estará obligado a la presentación del IS del periodo que dure el proceso de liquidación, inclusive la declaración del periodo impositivo de la fecha de extinción de la sociedad.

En la elaboración de la declaración del IS tendremos que tener en consideración la posible deducibilidad de los deterioros contabilizados en la aplicación de la RESOLUCION ICAC 18 DE OCTUBRE DE 2013.

Mientras que en el caso de los impuestos indirectos se deberán tener presentes los siguientes:

  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): Las transmisiones de activos derivadas de las operaciones de liquidación quedarán sujetas al impuesto sobre el valor añadido, con la particularidad de que en base al artículo 7 de la LIVA no estarán sujetas al impuesto cuando se trate de la transmisión de un conjunto de elementos corporales, por ejemplo la venta de la unidad productiva.
  • Impuestos sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP): Será de aplicación este impuesto siempre y cuando no esté sujeto a IVA. (Venta unidad productiva)
  • Operaciones Societarias (OS): Las operaciones posibles en el marco de la liquidación que pueden ser gravadas por este impuesto son, entre otras, las de disolución, disminución del capital,… Tenemos que tener en cuenta que el sujeto pasivo para este tipo de operación son los socios y tiene un tipo de gravamen del 1%.

A modo de conclusión insistiría en que merece la pena dedicarle un tiempo a la situación de cada una de nuestras empresas y prevenir con las herramientas arriba indicadas antes de estar en la obligación de solicitar un concurso de acreedores o iniciar el proceso de liquidación de la misma.

AdvanLA LIQUIDACIÓN DE SOCIEDADES EN PROCEDIMIENTO CONCURSAL Y SUS ASPECTOS FISCALES: ERA POST-COVID-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *